SLACKWARE 8.0: Configuración del Hardware ¡Solucionado!

El verdadero aficionado a Linux sabe que hay una infinidad de distros a su disposición. Dentro de estos, Slackware es reconocido por ser una de las distros más antiguas y completas. Hoy, centraremos nuestra mirada en la configuración de su hardware correspondiente a su versión 8.0.

Antes de comenzar con el proceso de configuración de hardware Slackware 8.0, es importante entender algunos aspectos fundamentales de este sistema.

Conocido por su reputación conservadora, Slackware Linux es frecuentemente descrito con palabras como “estable”, “limpio” y “directo”. A pesar de que la instalación y configuración puede ser desafiante, ofrece una experiencia Linux muy tradicional.

Ahora, respecto a la configuración del hardware en Slackware, se necesita saber que es un proceso manual. Aquí es donde el comando

lspci

resulta muy útil, ya que nos permite listar todos los dispositivos de hardware de nuestro sistema.

Una vez que hemos identificado todo el hardware con el que cuenta nuestra computadora, el siguiente paso sería descargar y compilar el kernel para el soporte del hardware. Los pasos para hacer esto son los siguientes:

  1. Obtén el código fuente del kernel de Linux. Usualmente él se encuentra en el sitio web del kernel Linux. Puedes descargarlo con el siguiente comando:
  2. wget https://www.kernel.org/pub/linux/kernel/v2.6/linux-2.6.39.1.tar.gz
  3. Descomprime el archivo tar.gz usando el siguiente comando:
  4. tar -xvfz linux-2.6.39.1.tar.gz
  5. Navega al directorio del kernel descomprimido:
  6. cd linux-2.6.39.1
  7. Configura el kernel usando el comando:
  8. make xconfig

En la interfaz gráfica que aparece, puedes seleccionar los módulos del kernel que tu hardware necesita. Cuando termines, guarda la configuración y cierra la interfaz gráfica.

A continuación, vamos a compilar y a instalar el kernel. Para hacerlo, necesitamos ejecutar los siguientes comandos:


make
make modules_install
make install

Este proceso puede tomar algún tiempo, pero una vez que haya terminado, tendrás un kernel personalizado y optimizado para tu hardware.

Además de configurar el kernel, también tendrás que instalar los controladores para tu hardware. Esto puede ser simple o complicado, dependiendo del hardware que estés utilizando. Algunos fabricantes de hardware proporcionan controladores de Linux que puedes descargar e instalar. Otros no lo hacen, lo que significa que tendrás que buscar un controlador genérico que funcione con tu hardware.

Un aspecto importante y a veces desafiante en la configuración del hardware en Slackware está relacionado con la tarjeta gráfica. En este sentido, algunos usuarios de Slackware optan por emplear las soluciones proporcionadas por la comunidad. Afortunadamente, tanto AMD como Nvidia ofrecen controladores de Linux que se integran bien con la mayoría de los sistemas.

Esperamos que este artículo básico sobre la configuración del hardware en Slackware 8.0 te sea útil para entender y personalizar a fondo tu instalación de Slackware Linux. Recuerda siempre que la configuración del hardware es un paso fundamental, pero no es el único necesario para tener un sistema completamente operativo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad